LOGIN
http://www.rodadores.clubciclista.info

Irati Xtrem 2014

Posiblemente la marcha cicloturista más bella de la geografía nacional

Páginas: 123456

Irati Xtrem, la marcha más bella de la geografía nacional (3ª parte)

12 de Octubre de 2014 en cicloturismo

Crónica de una marcha extrema como indica su nombre, más si cabe por las circunstancias que se dieron. Recuerdos imborrables en compañía de Axel, Cento, Chevi, Julián, Luismi y Miguel Ángel. (Tercera parte de la marcha, entre Eskarotz y El Muro).


Quiero tener tu presencia, quiero que estés a mi lado; no quiero hablar del futuro, no quiero hablar del pasado. Palabra de José Manuel Casañ y de esa Seguridad Social que, por desgracia, en su concepto distinto de la música está tan en boga hoy en día. Pensarán ustedes que estoy medio loco, que nada tiene que ver la música con el ciclismo. Aciertan en la primera parte de su elucubración, y se equivocan en la segunda. Esta Irati Xtrem fue tremendamente musical. Desde los bailoteos previos de Chevi (#chevileyenda) en el desayuno hasta otras relaciones que prefiero no adelantar aún. Todo a su debido tiempo.

 

Resulta que en mi situación, contar con la presencia de mis compañeros es un placer y un auténtico bálsamo para mi cuerpo y mi mente al unísono. Tengo serias dudas de acabar. Hace una hora no sabía siquiera si la podría comenzar. Por suerte, tengo unos amigos como la copa de un pino, y vivo rodeado de ellos, pendientes de mi estado de salud. Desde el momento de la finalización de la Irati Txiki, en el segundo kilómetro de la prueba, comienza un tramo de apenas doce kilómetros en los que se suceden nada menos que tres puertos de montaña; Jaurrieta, Erremendia y Abaurreagaina. No son extremadamente duros, tal vez los más sencillos de la marcha. En cualquier caso, uno ya es algo viejo y la experiencia acumulada sirve para tomar las cosas con mucha calma. En primer lugar, porque apenas puedo levantarme del sillín; en segundo, porque queda mucho trayecto por recorrer con una dureza de aúpa.

 

Intentamos rodar todos más o menos juntos, salvo Cento, quien se presenta con menos entrenamiento, a causa de la caída sufrida en Puçol allá por el mes de marzo. Especialmente atentos en este punto están Axel y Miguel Ángel, quienes apenas se despegan más de diez metros de mí. Piano, piano, como dicen los italianos, voy adecuando la postura y trato de ascender con el desarrollo más liviano. Jaurrieta comienza a mostrar la belleza de lo que tenemos por delante. Algo más de cuatro kilómetros de curvas de herradura en los que la serpiente multicolor presenta de vez en cuando unas manchas amarillas y azules representando a los Rodadores de Benicalap. Por detrás circula un coche de la organización. Suena Sweet Child O'Mine, que no Sweet Caroline, como le cantamos a nuestra compañera y amiga. Y, claro, comienza el cachondeo con quien va a ser mi principal guardián a lo largo de la marcha, Axel Peiró, a quien desde hace un año le vengo llamando como al excéntrico cantante de Guns'n'Roses. Axel Rose, te la están dedicando, le digo. Él, absorto en la concentración que requiere la prueba, no se ha cerciorado siquiera de lo que está sonando.

 

Llegamos a Abaurreagaina. ¡Al fin! Nos espera un tramo de unos quince kilómetros relativamente sencillos en comparación con lo que vendrá más adelante. Es fundamental llegar a Orbaitzeta, a pie del Muro y de Azpegi, en las mejores condiciones posibles. De charla con Chevi, Axel y Miguel Ángel, todo es mucho más sencillo y agradable. Por fortuna, parezco convencerme poco a poco de que todo es posible.

 

Estamos a pie del Muro. Es momento, como dicen, de atarnos los machos. De repente, el asfalto se transforma en hormigón, indicativo de las enormes pendientes que tenemos por delante. Cuando uno osa a mirar hacia arriba, divisa una de las imágenes más bonitas que jamás ha presenciado en una marcha cicloturista. ¡Parece que estemos en Flandes! En esta ocasión la serpiente multicolor no puede con su alma, se arrastra tratando de no sucumbir al desnivel extremo, a una velocidad que rarísima vez llega a alcanzar los dos dígitos. Como la marcha acaba de empezar, el pelotón es aún demasiado amplio, lo cual dificulta la maniobrabilidad. Es muy importante circular recto, aunque cueste, para no estorbar a quien tienes al lado. ¡Concentración al máximo! Yo respeto mi promesa personal; en línea recta hasta el final. Chevi y Axel hacen alguna que otra ese, y un ciclista que va justo delante mío, no sé si describe zetas, emes o uves dobles. "¡Id rectos coño!". Chevi y Axel se asustan, piensan que va por ellos; pero no, mi estruendoso grito se dirige más bien a la persona dispuesta a describir todas y cada una de las letras del abecedario. Parece que pongo orden, por suerte. Hay un pequeño descanso, en el que si miras a tu izquierda, directamente, con perdón, te acojonas. Es cuestión de respirar hondo, coger fuerzas e ir a por ello. Pim, pam... y te plantas en la última curva de herradura. Debe ser un espectáculo vivirlo como aficionado. Seguramente también más agradable. Me han tomado la parte exterior de la carretera en la última curva, el lugar ideal para trazar, al presentar menos pendiente. De perdidos al río, me digo. Para algo hemos estado antes en el Montdúver, en La Safor, en Castríos, en la Bola del Mundo, incluso en el Povitxol. Como Boonen en sus mejores tiempos en los muros de Flandes, pero obviamente a mi nivel. Esfuerzo titánico, es cuestión de darlo todo. El público, agolpado a ambos lados de la calzada, anima sin cesar. Aunque parezca mentira, transmite una fuerza enorme, la cual revierte en los ciclistas.

 

 

Así, poco a poco, nos acabamos reuniendo en el avituallamiento de El Muro: Axel, Chevi, Julián, Luismi, Miguel Ángel y yo. Cualquiera puede apreciar el brillo en nuestros ojos. Rebosamos alegría. Sabemos que nos queda mucho camino por recorrer, pero también somos conscientes de estar sumidos en un sueño del que no queremos despertar. Las expectativas que teníamos puestas en esta marcha eran maravillosas y, sin embargo, la realidad supera la ficción.

 


Última actualización 04/11/2014 1:30:14

  1. 1. Irati Xtrem, la marcha más bella de la geografía nacional (1ª parte)
  2. 2. Irati Xtrem, la marcha más bella de la geografía nacional (2ª parte)
  3. 3. Irati Xtrem, la marcha más bella de la geografía nacional (3ª parte)
  4. 4. Irati Xtrem, la marcha más bella de la geografía nacional (4ª parte)
  5. 5. Irati Xtrem, la marcha más bella de la geografía nacional (5ª parte)
  6. 6. Fotos
Páginas: 123456

ACEPTARRECHAZARUtilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página.. Más información
(c) 2021. Este site está creado con Barracus Framework, un producto de elequipoe.com(c) 2021. NCMS, Eleva Tu Punto De Vista  | Aviso Legal/Política de privacidad