LOGIN
http://www.rodadores.clubciclista.info

Brevet de Massamagrell 2014

La consagración de una de las grandes brevets

Páginas: 1234

Brevet 300 Massamagrell: la consecución de un sueño (1ª parte)

28 de Mayo de 2014 en cicloturismo

Crónica de mi primera ciclomaratón de 300 kilómetros, junto a Julián Ramón y Miguel Ángel Granero. (Primera parte)


26 de abril. Muchos de ustedes saben que no soy nuevo en esto. Digamos que ya voy para viejo, aunque el espíritu muy joven aún. El caso es que todavía recuerdo anécdotas que ya van siendo algo vetustas, de ésas que algún día quizá cuente a mis nietos hasta aburrirles. Pues bien, saben los lectores de este blog que ésta es mi vigesimotercera temporada como cicloturista, y que si de algo puedo presumir es de haber encontrado grandes amigos que han marcado el paso de mis días. Si me remonto a tiempos tan ancestrales, obviamente debo hablar de Manuel Mínguez. Compañero de clase en el instituto, de confesiones en la vida y de pasión encima de la bicicleta. Unos veinte años atrás, nos quedábamos alucinados ante las aventuras del que por entonces era nuestro profesor, a la par que ahora amigo, Julián Espada. Él nos enseñó muchas cosasn de ciclismo. Qué desarrollos llevar, cuándo comer, dónde y cómo atacar... No me extenderé en demasía; simplemente les diré que me dejó marcado para siempre con la narración de sus etapas maratonianas de trescientos kilómetros. Nunca creí que fuera capaz de hacerlo.

 

Con el transcurso de los años, me he ido autoconvenciendo de las posibilidades de consecución de este reto. Tras ocho ciclomaratones (cinco en Massamagrell, tres en Puertollano) y seis Quebrantahuesos, iba siendo cuestión de atreverse a, en la decimoquinta ocasión en la que superaría los doscientos, darle la vuelta al primer dígito y alcanzar la tercera centena.

 

En estas circunstancias tan especiales, y con otros asuntos en la cabeza que bien pueden ofrecer mucha más fuerza que cientos de horas de entrenamiento, me he presentado en la salida de la ciclomaratón de Massamagrell. Sinceramente, pensaba que no iba a participar, por lo que tampoco me he tomado excesivamente en serio la evolución de mi estado de forma a lo largo de las últimas semanas. No obstante, debo reconocer que las etapas con Rodadores a Navajas y el Desierto de las Palmas y las excursiones por Alicante, Burgos y La Rioja me han dado un punto de mejora física y de confianza.

 

De camino a Massamagrell, casualidades de la vida, he coincidido con Julián. Como casi siempre, después de todo, hemos viajado juntos a la cita, aunque fuera en dos vehículos diferentes. Lo de Miguel Ángel es de nota. Va a pasar de ser El Crack a directamente denominarse Hombre récord. Por si no tenía suficiente con lo que nos esperaba después, ha aparecido en bicicleta desde Valencia. Para mear y no echar gota.

 

El principio de la ruta ha sido un calco de las última ciclomaratón de Massamagrell, afortunadamente con algo menos de viento en contra, aunque no hemos estado exentos de esta circunstancia. Hemos cumplido nuestro propósito de rodar en grupo sin grandes alardes, bajo el cobijo que ofrece el seno del pelotón. Sagunto, Almenara, Nules... ¡todo a pedir de boca! La cuestión es dejar pasar los kilómetros, que fluyan con facilidad, dejando para más adelante los capítulos de la épica. Pues bien, las páginas de las grandes aventuras nunca se escribieron sin contratiempo alguno, y el primero se presentó en la entrada a La Vilavella, camino de Betxí. Pinchazo de un servidor en la rueda trasera. Hacía siglos que no me ocurría, y justo va y me pasa en una de las grandes citas. No hay problema. Para algo están los amigos. Con la ayuda de mis compañeros, solucionamos el problema con relativa rapidez y reanudamos la marcha. Eso sí, acabamos de perder la oportunidad de rodar unos kilómetros más con el gran grupo.

 

Llegamos a Betxí tras el continuo vaivén que se sucede entre las dos localidades castellonenses. Primer punto de control. Primeros sellados en nuestras respectivas tarjetas. Todo, al fin y al cabo, va discurriendo de una manera similar a la experiencia con los doscientos, si bien esta vez tenemos en mente que hay cien kilómetros extra que van a costar Dios y ayuda.

 

A la altura de La Vall d'Uixó, escucho el efusivo saludo de Domingo Santos, el organizador de esta maravillosa cita. Le contesto con diligencia, pero él insiste erre que erre. Tanta emotividad me halaga, pero me acaba extrañando. Evidentemente, al grito de "¡Vicente, Vicente!", le sigue el de "tu compañero Julián se ha quedado". En ese momento, he hecho yo lo propio con Miguel Ángel, quien andaba unos metros por delante, pero ni se ha enterado. Conocedor de la tremenda fidelidad del Crack, sabedor de su posterior reacción cuando se diera cuenta de la situación, me he descolgado para echar una mano a Julián. A partir de aquí, los últimos doscientos treinta kilómetros de la ruta han sido cocinados por quienes hemos compartido directamente la experiencia: las expediciones de UC Rodadores (los tres socios protagonistas de este día) y de la Peña El Raíl (cuatro buenos compañeros de ruta que nos han ido acompañando de manera intermitente a lo largo de la misma).

 

El camino por Algar de Palancia, hasta la gasolinera de Sot de Ferrer, ha sido un pequeño suplicio. De nuevo viento en contra. Julián indicándome que me fuera hacia delante sin problemas, y yo, evidentemente, citándole aquello que cantan los seguidores del himno del Liverpool. Nunca caminarás solo... Afortunadamente, en la citada estación de servicio hemos encontrado a Miguel Ángel y, a partir de allí, nos hemos juntado con tres de los cuatro miembros de El Raíl, y la cosa se ha hecho mucho más amena. Hasta Altura, hemos rodado Miguel Ángel y yo con dos de ellos, y Julián ligeramente rezagado, con otro de ellos. No crean ustedes que nuestro compañero estaba especialmente cansado... Ambos cicloturistas compartían filosofía excursionista y buenas dosis de capacidad dialéctica. Tanto es así, que no hemos dudado en dejarles solos para subir a nuestro ritmo el Pico del Águila. Sin prisa pero sin pausa. Ya arriba, Miguel Ángel ha aprovechado para difundir su proyecto de "Ascensiones solidarias" a otros esforzados de la ruta, y nos hemos tomado unas cuantas fotografías.

 

Ya en Gátova, segundo punto de control, y primera parada seria para com algo en condiciones. Almuerzo de rigor, esta vez ya con los cuatro participantes de El Raíl y, por supuesto, con Julián. Con relativa tranquilidad, hemos salido del bar y... ¡zas! Siempre en el lugar adecuado, Aurelio, ese gran compañero, con su bala blanca, ha llegado en el momento justo para unirse a la fiesta durante un buen rato, tal como hiciera en la ciclomaratón de doscientos kilómetros. Un verdadero placer.

 

El tramo hasta Pedralba, tercer punto de control del día, ha sido algo así como ir detrás de un tren llamado Miguel Ángel, en espectacular estado de forma. Mi vagón no estaba tampoco para muchos trotes pero, siendo las sensaciones bastante mejores que las de hace un mes, no he querido escatimar demasiado en el esfuerzo y he pasado con cierta frecuencia al relevo de mi compañero. Zona de transición, con el objetivo de llegar a la comida de Alborache en la cabeza, sin exprimirse demasiado y pasando un buen rato todos juntos. Con esas premisas, nos hemos presentado en el tercer punto de control, sabedores de haber completado la primera mitad de nuestra aventura, quizá la más sencilla, quizá la que estábamos seguros de poder hacer. Nos quedaba lo más duro. Por delante, si bien llegar a Alborache no iba a ser fácil, menos lo iba a ser el tramo hasta Villar del Arzobispo, con una continua sucesión de colinas dispuestas a ponerlo bien complicado. Para colmo, el viento ha comenzado a soplar con fuerza, y no precisamente a favor. Sin embargo, por encima de todo, tanto Julián, como Miguel Ángel, como un servidor; todos conservamos intactas nuestra ilusión.

 

 

 


Última actualización 02/06/2014 21:12:11

  1. 1. Brevet 200 Massamagrell: la consagración de un Grande
  2. 2. Brevet 300 Massamagrell: la consecución de un sueño (1ª parte)
  3. 3. Brevet 300 Massamagrell: la consecución de un sueño (2ª parte)
  4. 4. Fotos
Páginas: 1234

ACEPTARRECHAZARUtilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página.. Más información
(c) 2021. Este site está creado con Barracus Framework, un producto de elequipoe.com(c) 2021. NCMS, Eleva Tu Punto De Vista  | Aviso Legal/Política de privacidad