LOGIN
http://www.rodadores.clubciclista.info

En abril, cimas mil

23 de Mayo de 2013 en cicloturismo

Además de la excursión a Casas del Río, el mes de abril propinó muy suculentos puertos en las provincias de Valencia, Castellón, Ciudad Real y Madrid.


El mes de abril fue de lo más completo. Hace unas semanas ya escribí la crónica de la excursión a Casas del Río, una maravilla de etapa con mis compañeros de la Unión Ciclista Rodadores de Benicalap. En este post se recogen el resto de rutas del mes, salvo en sus últimos días, donde me centré en excursiones por Zaragoza y La Rioja, que vendrán descritas en el próximo capítulo.

 

Dividiré esta exposición por zonas geograficas, comenzando por la Comunidad Valenciana.

 

El primer fin de semana de abril, todavía antes de Casas del Río, acudí con Rodadores a la Ermita de San Cristóbal, en Castellnovo. Fue un día un tanto pestoso, con muchísimo viento. En el Oronet decidí apoyar aunque fuera moralmente a nuestra amiga Chelo, quien con su esfuerzo titánico nos sorprende cada día con una evolución más que favorable. Empezó casi de cero en enero, y acabará muy alto. Tras realizar el descenso con Carol, llegamos a la rotonda de Torres Torres, desde donde padecimos las inclemencias del tiempo. En estas ocasiones, hay quien prefiere guardar fuerzas sobremanera, y ahí estábamos Chuky y yo dando el callo, tirando del grupo con un viento en contra rayano en lo brutal. Alguno que otro prefirió lucirse mientras nosotros seguíamos conduciendo al grupo camino de Soneja. Llegamos allí al fin reagrupados y, uno que tenía los cables cruzados, decidió darse un pequeño festín en el repecho de esta población, enfilando a mis compañeros de ruta. Alguno acabó padeciendo, y en cierto modo me salió el tiro por la culata. Yo quería llegar a San Cristóbal con David, y el muy cenutrio se quedó en el bar. Pensaba que le había descolgado por poco, me di la vuelta a esperarle, y finalmente tuve que llegar a Castellnovo en solitario. La ascensión a la ermita no fue nada fácil, pero sí muy placentera. Subí sin ningún afán competitivo, y me encontré bastante bien. Después de superar los 200 metros de desnivel en los apenas 1.8 kilómetros de trayecto, conseguí el reto de la jornada. Arriba, coincidí con Jesús y Josemi, un nuevo fichaje para la peña.

 

 

En Soneja, ya en el almuerzo, nos llamó poderosamente la atención un cartel de una fiesta que consiste en apostar dónde va a depositar las heces un manso. El segundo premio lo consigue aquella persona que adivina la pequeña parcela en la que orina una vaca. A todo hay quien gana.

 

La subida al Oronet por El Tochar fue un auténtico cachondeo. De vez en cuando, está muy bien desconectar de pulsómetros, medidas de cadencia, potenciómetros y demás indicaciones; y simplemente dedicarse a pasarlo bien con los amigos.

 

Y, para amigos, el bueno de David. El domingo, tan sólo un día después, fuimos a Serra en coche para completar un par de puertos: El Garbí y La Frontera. Era su primera vez en La Frontera, y lo hizo realmente bien. Es muy gratificante ver su evolución. Hace años, nadie daba un duro por él sobre la bicicleta. En los últimos meses, sin embargo, nos está enseñando que cuando se quiere, se puede, y no hay límites razonables que queden fuera del alcance de cualquiera de nosotros. Hace un par de años, nadie lo creía. Ahora, a falta de unas pocas semanas para la Quebrantahuesos, podemos estar seguros de que lo conseguirá. Yo estoy particularmente contento, porque siempre creí en que podría conseguirlo, probablemente más que él mismo, por lo que ver cómo era capaz de sufrir en las rampas más duras de La Frontera me llenó de satisfacción.

 

También en la Comunidad Valenciana, más concretamente en la provincia de Castellón, protagonicé una nueva aventura la semana siguiente, justo el día después de la excursión a Casas del Río. Me desplacé a Benicàssim en coche, y subí desde allí el Desierto de las Palmas. Los paisajes de esta zona son simplemente espectaculares, combinando el horizonte del Mediterráneo con las incipientes montañas plagadas de flora muy diversa. Disfruté como un enano y, ya arriba, me decidí por probar suerte con el Monte Bartolo. La carretera pasaba de tener un estado perfecto a otro bien distinto. Las rampas se tornaban bastante radicales. Fue un auténtico reto. Llegué a pensar en bajarme de la bicicleta. Había rampas que parecían imposibles, más si cabe después de la jornada anterior. Pero no, no fue necesario. Apreté los dientes y llegué a la cima con una explosión de júbilo como pocas he tenido la ocasión de disfrutar. Mereció la pena.

 

Nos trasladamos a la Comunidad de Madrid. En esta ocasión realicé allí un par de etapas cortas: una por la Dehesa de la Villa y otra al puerto de Navacerrada. La primera fue una sucesión de ascensiones a la colina en plena capital de España. La segunda, fue una subida con algo de fresco a un puerto de aúpa. Mi intención era llegar a La Bola del Mundo, pero en cuanto me dirigí a su camino, una vez alcanzada la cima de Navacerrada, comprobé con mis propios ojos que era imposible. La nieve cubría toda la carretera. En cualquier caso, fue una gran etapa, y aproveché para detenerme un rato en el descenso en la Fuente de los Geólogos. Como siempre, fue un placer pedalear de nuevo por la Sierra de Guadarrama.

 

 

Por lo que respecta a Ciudad Real, cabe reseñar que en este mes ya quedó aparcada la bicicleta de montaña, con objeto de centrarme más en la carretera, debido a la proximidad de la Quebrantahuesos. Destacaré aquí tres etapas: el Mirador de la Santa, a principios de mes; Los Santos y El Navajo; y El Rocino.

 

Los habituales de este blog conocen de sobra el Mirador de la Santa, un pequeño puerto con un desnivel nada despreciable. Desde arriba, las vistas de Almodóvar del Campo y del extenso horizonte de la comarca no pasan desapercibidas a los ojos del visitante.

 

El resto de puertos antes citados pertenecen al Reto CIMA de altrimetrias.net. Los Santos se asciende desde Villarrubia de los Ojos, un pequeño pueblo próximo a Puerto Lápice. Fui allí por la tarde, después de una pequeña siesta, dispuesto a completar un par de "cimas". Se trata de un puerto llevadero, pero bonito, camino de Urda, el pueblo de mi buen amigo Pablo. Ya de vuelta a Villarrubia, tras tener que buscar el coche sin localizar fácilmente la calle donde estaba aparcado, logré llegar a la base de El Navajo, cerca de Herencia y Villarta de San Juan. Subí El Navajo a duras penas, ya casi en la penumbra, con mi antigua bicicleta Zeus, a la que sumaba al peso de su cuadro de acero el del manillar de triatlón que utilizo para hacer rodillo. Pero pude con esas rampas, con ese último kilómetro al 10% por una carretera llena de baches y zonas rugosas. No habían sido pocas las ocasiones en las que desde el coche, camino de Madrid, junto a la A-4, veía esas antenas. Aquel día, casi las podía tocar. Otro gran día.

 

Por último, otro día me trasladé a Puebla de Don Rodrigo, cerca de la provincia de Badajoz. En esta ocasión el objetivo era El Rocino, bonito puerto camino de Arroba de los Montes. Aparqué el coche junto a un parque y me dispuse a disfrutar de uno de las montañas más espectaculares de la provincia. La presencia impactante del río Guadiana le otorga un poder visual como pocas pueden tener. La curva de herradura descrita por el Guadiana perfectamente recuerda a la mítica del Duero, junto al Monte de las Ánimas, en la preciosa ciudad de Soria. Allí no estaba Gustavo Adolfo Bécquer, pero estoy seguro que habría sido una fuente de inspiración notable para grandísimos relatos.

 

 

 

Más tarde, intenté subir Castilnegro, pero su acceso estaba cerrado con candado. Casi lo agradecía, porque en buena parte, no puedo negar que sintiera algo de miedo por sus rampas de infarto. 

 

De este modo, estaba preparado para visitar más tarde a los puertos de Zaragoza y La Rioja, y afrontar mi quinta participación en la Marcha de Ayora. Todo eso, y mucho más, en los próximos capítulos de "A golpe de pedal".

 


Última actualización 24/05/2013 1:48:14


ACEPTARRECHAZARUtilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página.. Más información
(c) 2021. Este site está creado con Barracus Framework, un producto de elequipoe.com(c) 2021. NCMS, Eleva Tu Punto De Vista  | Aviso Legal/Política de privacidad