LOGIN
http://www.rodadores.clubciclista.info

Fin de periplo en tierras del norte

21 de Junio de 2015 

Últimas rutas de vacaciones 2014 por La Rioja y Soria, con la ascensión al puerto 200 del año: Laguna Negra.


31 de agosto. El último día en bicicleta me dejó algo tocado. Probablemente sufriera un golpe de calor. Eso, junto a las pocas horas de sueño habituales a lo largo del año ha provocado que mi cabeza sea algo parecido a una olla a presión. Un pequeño dolor latente que repunta ocasionalmente como el zumbido de un mosquito me lleva frito. Debo mantener reposo, dedicarme a otras cosas, no forzar la máquina. Una pena, entre otras cosas porque me encontraba de lujo, en perfectas condiciones para sorprender a propios y extraños en mi regreso a Rodadores. A estas alturas ya no había balas que guardar; empero, la jaqueca me iba a impedir disparar.

Me he negado a asumir la obviedad de la necesidad de mantener el reposo prescrito, y no he podido evitar realizar una sencilla etapa desde Cihuri, visitando preciosas localidades riojanas tales como Casalarreina, Cuzcurrita del río Tirón, Cellorigo y Sajazarra. Quiero demasiado a esta tierra como para no sucumbir a la tentación. Sé que estaré muchos meses sin volver por una causa que lo justifica todo, así que no puedo reprimirme. Al final, sin embargo, reconozco que en casita habría estado mejor. Todo me da vueltas, como a Freddie Mercury en el genial vídeo de I'm Going Slightly Mad

4 de septiembre. Tres días de reposo en vacaciones son demasiados para mí. Visitar Soria con una bicicleta y no montar en ella, ya es el acabóse. Señores médicos, discúlpenme, no lo he podido evitar. Antes de volver a Sagunto quiero pasar un día de lo más completo. De buena mañana, desde el Parador (en lo alto de la colina del Castillo de Soria), me he animado a pasear por los emblemáticos alrededores de la ciudad. El río Duero, San Saturio, a pie del Monte de las Ánimas, las dos vertientes de la subida al Castillo y el patrimonio cultural del centro de Soria bien merecen tomar riesgos. Esto es cicloturismo de verdad, en su máxima expresión. No siempre debe necesariamente ir acompañado de grandes puertos, sino de una gran Historia. Tal como canta Jaime Urrutia, Bécquer no era idiota ni Machado un ganapán, y por los dos sabrás que el olvido del amor se cura en soledad. A la ribera del Duero existe una ciudad. Camino Soria.

CAM08079CAM08115Tras abandonar el Parador y comer en Valonsadero, allá donde la gente del lugar pasa su tiempo de recreo, a pocos kilómetros de la capital, rumbo a Burgos, debo agradecer enormente a Marta que acceda a pasar un par de horas en el Embalse de la Cuerda del Pozo, también conocido como la Playa de Soria, muy cerca de Vinuesa, mientras yo me desplazo un poco más para realizar la ascensión a la Laguna Negra.

La Laguna Negra de Urbión tiene origen glacial, y está situada en la sierra de los Picos de Urbión. Es uno de los mayores reclamos turísticos de la provincia.

Desde el punto de vista estrictamente ceñido al cicloturismo, se trata de uno de los puertos más característicos y bonitos de la zona. Una de esas cumbres que todo ciclista debería tener en su agenda en el panorama nacional. 7.8 kilómetros al 5.6% son números engañosos, dado que el descanso a modo de calma tras la tempestad maquilla este puerto con aire mucho más humano del que realmente posee. El kilómetro al 11.3% de pendiente media y 16% de pendiente máxima otorga mucha enjundia a esta ascensión. La frondosa pinada tan característica de las tierras sorianas hace el resto.

Dejo el coche en el aparcamiento del Paso de la Sierra, próximo a la cima. Me cambio rápido de ropa, ya que de inicio venía como un pincel, de una comida de lo más romántica, pero no es cuestión de hacer la etapa con camisa, pantalones y zapatos. No es plan. Bajo rápido y subo casi contrarreloj. ¿Es el último esfuerzo de la temporada? No lo sé, la cuestión es que no quiero que me bajen alguna barrera por llegar tarde. Mi último kilómetro es una delicatessen. Lástima que tenga que parar, porque hacía mucho tiempo que no disfrutaba tanto con pendientes mantenidas al 9%. Quizás sea por el entorno que, como el maillot amarillo, da alas.

Ya arriba, una familia me hace las fotos de rigor. El puerto número 200 del año, más si cabe siendo la Laguna Negra, lo merece. Llevo el maillot de la Quebrantahuesos de este año, regalo de Carol y Toni... Como bien saben ustedes, no la he hecho, ya que me he enamorado de tierras navarras a las que pienso ser muy fiel los próximos años (Irati Xtrem) y dolomíticas (Maratona). Me preguntan por la marcha y cuando les confieso que no la he hecho se quedan perplejos... No esperaban que fuera un simple obsequio. Tal es su decepción que ya les cuento lo de la Irati Xtrem, lo de la Maratona dles Dolomites y lo de las seis Quebrantahuesos anteriores y por poco no me piden un autógrafo.

CAM08164No es éste el momento de contarles cómo me bañé después en el Embalse de la Cuerda del Pozo, pero fue de lo más relajante y me supo a gloria. Fin de temporada veraniega por todo lo alto. ¡Qué grande es el ciclismo!


Última actualización 21/06/2015 18:52:30


ACEPTARRECHAZARUtilizamos cookies propias y de terceros con la finalidad de optimizar la navegación y obtener estadísticas que nos permitan mejorar los servicios prestados a través de esta página.. Más información
(c) 2021. Este site está creado con Barracus Framework, un producto de elequipoe.com(c) 2021. NCMS, Eleva Tu Punto De Vista  | Aviso Legal/Política de privacidad